Páginas

martes, 27 de junio de 2017

Bajo la luna azul – María José Tirado.


Hace muy poco reseñé la segunda novela de la serie Seals de esta autora, Acero bajo la piel. Como estoy en una crisis lectora y me cuesta concentrarme, busqué otro libro que fuera ligero y que atrapara, y recordé que María José nos había comentado en la Tertulia Romántica de mayo, que había escrito una novela entre Seal y Seal. Esta era diferente a la serie ya que la usaba para desconectar y se titula Bajo la luna azul. Fui a Amazon y en un click ya lo tenía en mi Tablet. Es verdad que siempre me gustan más los libros físicos, pero no lo han sacado en papel aun y hay veces que recurro a digital por falta de espacio también.

Es una novela romántica contemporánea que se centra fundamentalmente en la relación de los dos protagonistas: Hugo y Estela. Estos  se conocen desde pequeños; han crecido juntos puesto que él es el mejor amigo del hermano de Estela. Él se enamora de ella cuando era un adolescente y por miedo, deja pasar la oportunidad de decírselo. Muchos años después, la vida les hace coincidir de nuevo, aunque el reencuentro no es del todo idílico.

Como casi todo lo que escribe María José, la trama está ambientada en Andalucía, en este caso entre Gibraltar y Vejer de la Frontera.  Hugo es veterinario y Estela arquitecta. Es lo primero que me llamó la atención y tengo que confesar que por cuestiones personales: mi marido es arquitecto y yo veterinaria. Jajajajja. Me hizo gracia, la verdad.
El primer “pero” que tengo que darle a la novela es un pequeño gazapillo en cuestión de documentación: Veterinaria, SOLO puede estudiarse en Córdoba, en Granada nooooo!!!! En Córdoba o lo más cerca Cáceres. Es algo insignificante pero que me ha tocado mi corazoncillo estudiantil. :p

Otra cosa que me ha gustado y que también me ha llegado por cuestiones personales, es la decisión que toma ella a nivel laboral. Me hallo en una encrucijada en mi vida, y me gustó ver como se desenvolvía ella.

Los personajes secundarios aportan mucho a la trama. Tenemos personajes amables como la prima de Estela, el hermano, la amiga… y tenemos malos malísimos también. Hay un cuarteto en concreto que se me asemeja a tener una piedra en el zapato. Tenemos a Elena, aunque tarda poco en desaparecer; Yolanda que esperaba que tuviera más presencia; Tyron que no está nada mal como malo malísimo; y Macarena, una espina difícil de sacar.
Y siempre hay un personaje que te llega más que otro, que se hace inolvidable, y en este caso a mí me ha enamorado Olympic, el caballo. Una monada que aporta ternura y dulzura a la novela. Me ha encantado.


Bajo la luna azul es una lectura ágil y amable, de esas que ayudan a desconectar entre novelas densas, con un prólogo que nos hace conocer a los protagonistas de jóvenes, y un epílogo que nos acerca a un futuro cercano para ver cómo se han desarrollado las cosas.
Personalmente el inicio se me ha hecho un tanto largo, mucho tiempo para ponernos en situación, para conocer a los personajes teniendo en cuenta que la trama se centra en ellos solos. No sé, me ha costado engancharme porque se me hacía un tanto pesado. Sin embargo, una vez llegamos al desarrollo, cogí más velocidad en la lectura y me sentí interesada en la historia.
Es una novela donde la ambición, el poder, las envidias y los celos tienen mucho protagonismo. 

lunes, 26 de junio de 2017

Inquietudes última semana de junio.


Me parece increíble que ya estemos a las puertas de julio. ¡Cómo pasan los días de rápido! Da miedo.  En fin… hoy vengo a contaros en qué ando inmersa en esta semana que comienza.

Literariamente hablando, sigo con mi crisis lectora, leyendo muuuuy lentamente. Escogí una novela romántica para romper la crisis,  Bajo la luna azul de Maria José Tirado. Estoy a punto de terminarlo y creo que el siguiente libro que cogeré, es otra romántica pero esta vez paranormal, La noche de la luna negra de Sherrilyn Kenyon.  Volveré al mundo de los cazadores oscuros que tantas alegrías me dio en el pasado. A ver si logro salir de esta sequía y volver a coger impulso en las lecturas.



De series sigo inmersa en The Blacklist. Ya voy por la temporada cuatro y con muñones como dedos de tan interesante como está. No me deja ni respirar.

Pero además de lo anteriormente descrito, más mi niña, el perro, la casa, la cocina y el marido, me he metido en un berenjenal de muy señor mío. ¿Conocéis los libros sensoriales o Quite books? Pues me he embarcado en un nuevo reto, hacerle uno a Nuria, mi niña.

Por si no conocéis los libros sensoriales os explico un poco de qué van: 

Imagen tomada de Internet a modo de ejemplo.

Son libros artesanos hechos con fieltro, goma eva, telas, lazos, cordones, botones… todo lo que os podáis imaginar en cuestión de manualidades. Son verdaderas obras de arte, una maravilla. Y lo que tienen son actividades manipulativas y multisensoriales para los más pequeños. 

Se les ofrece actividades para ayudar a la concentración, a que estén tranquilos, a que jueguen y al mismo tiempo desarrollen la psicomotricidad fina. Están inspiradas en el método Montessori, ya que normalmente las actividades hacen referencia a las tareas relacionadas con la vida diaria como abotonar, atar los cordones de los zapatos, meter la ropa en la lavadora, en un cesto, colgar la ropa…

Los hay de distintas dificultades según la edad del niño. Los hay para niños de 6 a 9 meses, los que van de 1 a 3 años, de 3 a 6.. etc… Según lo que se quiera trabajar.

Nunca se me ha dado bien coser ni nada de eso, pero oye, me he liado la manta a la cabeza, y gracias a este tutorial que he encontrado en Youtube me he puesto en marcha.


Por ahora solo llevo las futuras páginas y el formato. Y las dos primeras hojas. En una se trabajan las figuras geométricas, y en otro los colores. No son tal como lo explican en el tutorial/ patrones. En el caso que veis, no tenía cordones, estaban sin ellos. Pero yo quiero el libro para cuando vamos en coche. Nuria es muy activa y le cuesta estar mucho tiempo sentada. Así que para ayudarle, estoy haciéndole este libro. Así que necesito que las piezas no se le pierdan.




Y así me está quedando.

¿Qué os parece la idea? ¿Me he vuelto loca? :p ¿Qué tal ha empezado vuestra semana?

viernes, 23 de junio de 2017

Tan ligero, tan pesado - Susanne Straβer

Voy con retraso en las cajas de Boolino Book Box. Ya he recibido tres y solo os comenté la primera. Si es que tengo la cabeza a las tres de la tarde con estos calores. Pero tenemos unos días de tregua y los estoy intentando aprovechar.



La caja de hoy es Tan ligero, tan pesado de Susanne Straβer. Como siempre tenemos el libro y tres sobres con manualidades que hacer con nuestros peques para afianzarle lo que aprendemos con el libro. Tengo que confesar que yo hay algunos sobres que los guardo directamente. Nuria tiene 18 meses y los guardo porque sé que más adelante disfrutará más con esas manualidades. Hacemos juntas solo aquello que sé que le llama la atención.



En esta caja crearemos una balanza con unos vasitos para que ellos puedan investigar qué es lo pasa cuando añadimos más cositas en un vaso que en otro… Que ellos vayan aprendiendo qué cosas son más pesadas, cuales más ligeras.
Además también tenemos unas mariposas a las que tunear con pegatinas. Y una jirafa a la que tendremos que “vestir” porque se le han caído las manchas. Vamos, un puzzle.

De esta caja solo hemos hecho juntas la jirafa. La mariposa y la balanza la dejo para más adelante. No se me olvida, eh? Pero mejor disfrutar las cosas que da penita que no le eche cuenta.

El libro me encanta, y a ella también. Sigue siendo de su tema estrella, los animales. Es un libro acumulativo, de esos que vas repitiendo lo mismo página a página, añadiendo un elemento más. Por ejemplo: en las primeras páginas solo tenemos al elefante y la mariposa entrando en escena un pingüino. Pues en las siguientes, tendremos a la mariposa, el elefante, el pingüino, y añadiremos al mono.  Y así sucesivamente.  De esa manera vamos ejercitando la memoria del niño y ayudándole con el vocabulario. 


Personalmente le añado el sonido, si lo se claro… Aun ando pensando cómo imitar el sonido del avestruz o del pingüino. Y ya ni os cuento cuando sale el último “animalito”. 

No siempre lo leo igual, voy variando.  Hay días que sigo el cuento a pie juntillas; otros que solo le pregunto dónde están cada uno de los animales para que ella me los señale, otros que busque la mariposa en el cuento…  Y en los días que está más tranquila, hago todo eso y nos llevamos un buen tiempo con un mismo libro. 
Me gusta mucho todo el jugo que se le puede sacar a este tipo de libros. Quizás Nuria aun no entiende el concepto de pesado y ligero, pero sí le saca partido a otras cosas, y poco a poco va captándolo todo.  


El colorido llama la atención y las ilustraciones son sencillas y bonitas. Es de cartón, fácilmente manipulable. Tanto, que Nuria le cuenta el cuento a Nilo una y otra vez. Y parece que a él también le gusta. 


jueves, 22 de junio de 2017

El extraño verano de Tom Harvey – Mikel Santiago


Este libro me atrajo desde el principio; no lo tenía en las manos y ya quería leerlo. Fueron muchas las reseñas que leí antes que saliera a la venta y me llamó muchísimo la atención. Tenía miedo de que me decepcionara pero no ha sido así.

Es una novela de suspense fresca y dinámica. De esas que te atrapan muy pronto, de ágil lectura, entretenida. Una trama trabajada, que va sorprendiendo al lector conforme van pasando los capítulos.

Está narrado en primera persona por el propio Tom, y somos testigos de todo lo que le ocurre en ese verano desde el mismo momento que decidió no coger una llamada de teléfono. Todo se complica, todo se va enmarañando y lo que parecía un simple accidente se vuelve una pesadilla.

Está ambientada en Italia, en un pueblo costero, donde todo el mundo se conoce. Nos encontramos desde escenas dentro del pueblo, como escenas en casas apartadas en medio de acantilados, con paisajes bucólicos y distinguidos.

Es una novela que me trae recuerdos. Tengo déjà vu de otras novelas, otras películas. No sé por qué, pero me recuerda a ciertas escenas de Agatha Chistie sin esa oscuridad que nos tenía acostumbrada la autora. Ese momento donde todo el mundo te parece sospechoso, no confías en nadie, todos tienen motivos y nadie tiene coartada.  Tiene ciertos puntos donde Hitchcock viene a mi memoria, como es el momento acantilado, persecución, coche, y “accidente”.

Me llama la atención las relaciones entre los distintos personajes, esas personalidades, esas formas de ser. Nadie se salva, todos tienen su parte oscura que sorprende. Me ha gustado descubrir cada una de esas partes. Aunque no son personajes vividos puesto que solo estás en la cabeza del narrador, en este caso Tom, sí llegas a conocer bien a los personajes, aunque nunca llegas a empatizar del todo.  A pesar de eso disfrutas de la historia y su desenlace.


Asesinatos, amor no correspondido, arte y artistas, fotografía, escritura, pinturas, música, jazz, secretos, playas, fiestas, traiciones….. TODO esto hace que esta novela sea perfecta para leer en la playa, disfrutando del sol y del mar; con un refresco cerca, dejándose llevar y disfrutando de esta aventura de la mano de Tom Harvey.

martes, 20 de junio de 2017

DIY: Vistamos a Pocoyo.

Buenas tardes!

Hoy os traigo otras de mis entradas locas, esas que se salen por la tangente de la literatura, pero que ocupan mis horas durante el día.

Junio llegó y además de virus varios, también ha venido acompañado de MUY altas temperaturas. Por aquí estamos acostumbrados, no voy a mentir, pero no ahora sino en agosto. Llevamos 10 días que se nos cae la casa encima. Porque... intentad explicarle a una niña de 18 meses que no salimos de casa porque fuera se ha desatado el infierno.
Durante el día hemos llegado a tener los 47-50 grados al sol, y durante la noche no han bajado de los 27. Eso significa que vivimos pegados al aire acondicionado incluso para dormir.

A estas edades aguantan muy poco concentrados en algo. Como mucho 10 o 15 minutos, así que tenemos que estar continuamente cambiando de juegos para entretenerla. Se nos acaban las ideas, os lo juro. Porque sí, tenemos piscina comunitaria, pero hasta las 19.30h mejor ni salgas porque te quemas los pulmones al respirar. Así que hay que encontrar juegos que no impliquen televisión, para hacer con ella y que no se aburra. Le encanta los libros, pero tampoco nos gusta abusar.

Hoy se me ha ocurrido esto. Aun no he probado si le gusta o no... ya os contaré.

Lo he llamado "Vistiendo a Pocoyo" porque me recuerda los recortables esos que tenía cuando pequeña. Esos en los que ibas cambiándole la ropita de papel a la muñeca de cartón. Y bueno, he aquí mi Pocoyo de cartón. ¿Cómo lo he hecho? Fácil.


He necesitado:

1 carton (lo he cogido de las cajas de boolino book box, todo se recicla, nada se tira)
1 folio
1 plastificadora (esto es opcional)
tijeras
velcro adhesivo
1 dibujo de Pocoyó

He buscado por Internet un dibujo de Pocoyo que me gustara. Lo he impreso tamaño folio y lo he plastificado para que pueda durar un poco más que el papel. Yo es que soy muy "golosa" y todo me llama la atención. Vi una plastificadora en Aldi, y para casa que se vino. Mi marido pensó, con razón, que se me había ido la cabeza, pero yo....feliz. Plastifico hasta las compresas!! Jajajaja, no, eso es una exageración.

Luego en el cartón he dibujado (no os riáis de mi copia basta y mala) a Pocoyo lo más parecido posible al dibujo (mismo tamaño ). Luego he recortado la lamina plastificada, le he puesto los velcros correspondientes detrás... y le voilá! Ya tenemos nuestro "recortable-puzzle".

Tenemos puzzles, juegos de construcción, muñecas.... cantamos, bailamos, leemos, jugamos a los playmobil, recorremos los pasillos con diversos cachivaches, jugamos con Nilo, creamos muñecos con globos........
¿Qué juegos/juguetes tenéis vosotros para estos casos? ¿Qué se os ocurre?

sábado, 17 de junio de 2017

Y ahora... ¿cual cojo?


Ando en una crisis lectora, de esas en los que ningún libro que pase por tus manos logra sacarte. Crisis, parón, sequía, vacío... no soy capaz de encontrar el libro que me saque de aquí.
Son varias cosas las que provocan este hastío literario. El calor que está haciendo por estos lares, 50 grados al sol acaban de recoger en una fotografía en uno de nuestros puentes no ayuda. Los virus han vuelto a "casa de veraneo" y esta vez me han elegido como hospedadora. La fiebre, el dolor, el cansancio... todo hace que quiera tirarme en el sofá y no pueda concentrarme. Así que de leer poco.

Me han recomendado algunos libros.. los he empezado y nada. Que no me atrapan.
¿Alguna idea? Libros que te saquen de la crisis lectora.

martes, 13 de junio de 2017

Grimm


Hoy os traigo otra serie que ha captado mi corazoncito llevándose parte de él cuando finalizó. Porque sí, tras 6 temporadas, Grimm ha dicho adiós con un final de esos que impactan, de los que traen consigo esa traca que hace que se te desencaje la mandíbula y grites aquello de NOOOO… Pero si aún no has visto la serie, tranquila, te gustará el final. No querrás buscar al productor ni a los guionistas, o sí. Porque ya les vale no seguir con la serie. 

Empecé a ver la serie hace unos años. Quería algo distinto y llegó a mí el nombre de esta serie y quise darle una oportunidad. La verdad es que era algo raro. La vendían como una serie basada en las historias de los Hermanos Grimm, y oye.. algo.. algo.. muy efímero, aparece, pero…  No, en serio.. el nombre. Que sí, que hay algunos flashes que te recuerdan a los cuentos, pero sobre todo la primera temporada. Las demás… perdonadme que me ría.

¿Te gusta la fantasía, el misterio, los asesinatos y el desenlace de estos? Esta es tu serie. Avanzo algo…. La primera temporada es sosa y aburrida. En serio. No le veía pies ni cabeza y estuve a punto de abandonar. Pero menos mal que no lo hice. A partir de la segunda temporada, empieza a escalar llegando a una cota máxima en la sexta. Es una de las series que va creciendo. Crece en la trama, crece en los personajes y…¡¡ qué personajes!!! Nada es lo que parece. Todo cambia, todo fluye. El personaje más soso de la primera temporada, se convierte en el más impresionante en la sexta. La mala malísima, termina teniendo un espacio en tu corazón ganado a pulso. Hay personajes que no sabes si son malos, si son buenos. Una pasada!



No soy muy amiga de la fantasía. Es decir, me gusta. Pero me cuesta ponerme. Quizás llegué a esta serie porque no sabía lo que me iba a encontrar, y supieron atraparme en sus redes. Me quedo con todos esos personajes que al final han llegado a ser como unos grandes amigos. ¿Mis favoritos? Uffs, no podría deciros. Creo que Monroe y Rosalie se llevan una parte de mí. Y claro, Juliette.

No descarto volver a verla porque me ha apasionado. Curiosamente y en contra de lo que yo pensaba, terminó siendo una de mis favoritas.

Recomendable 100% a partir de la segunda temporada. Merece la pena.

¿Cual fue la serie que pensaste que nunca te atraparía y al final te enamoró?