Páginas

martes, 25 de abril de 2017

Las siete hermanas – Lucinda Riley


Nunca me había pasado y estoy extrañada. Eso de enfrentarme a un folio en blanco a la hora de reseñar, nunca me había costado, pero llevo intentando hacer esta reseña, al menos tres semanas y no hay forma. No es que no me haya gustado el libro, sino que no sé cómo transmitir aquello que me ha hecho sentir.

Esta novela llegó a mis manos por recomendación; pero curiosamente no por recomendación del libro en sí, sino de la autora. Alguien que conoce bien mis gustos, me comentó de pasada que le diera una oportunidad a Lucinda Riley. Un día que estaba en la biblioteca sin saber qué libro escoger, decidí buscar algo de ella. Encontré dos novelas, elegí  esta y se vino a casa conmigo. Luego empecé a ver todas las reseñas en vuestros blogs y vi que no me había equivocado. 

Tengo que decir que Las siete hermanas ha sido una gran sorpresa. Sabía que me enfrentaba a una novela romántica histórica y le tenía un poco de miedo. Los que me conocen saben que la histórica es una de mis asignaturas pendientes. Me gustan, pero me cuesta mucho ponerme, salvo con autoras conocidas, y si hablamos de una novela de género histórico a secas, ya ni os cuento lo que me cuesta leerlo. Pero esta me ha encantado.
Ya desde las primeras páginas nos atrapa con esa gran incógnita que es el padre. ¿Quién es ese hombre? ¿En qué trabajaba? ¿De dónde consigue tanto dinero? Estoy que no vivo en mí con tantos secretos y tanto que nos oculta. No solo tengo ganas de leerme las ¿5 o 6? novelas que quedan por conocer a las hermanas, sino por saber del padre. Porque sí, habéis leído bien, es una saga en las que aún no se si son 6 o 7. Sé que es una por hermana, como las Pléyades, pero..¿Por qué dicen siete hermanas si solo hay seis? Otra incógnita más.

En este libro son dos las protagonistas, Maia en el momento actual, e Isabella en el pasado. ¿Ah? ¿Qué no os lo he dicho? Perdón. ¡Qué cabeza la mía! Esta novela transcurre en dos tiempos: 2007 o actual, y 1927, donde nos llevan bien a través de cartas, o bien por el diálogo entre personajes. También encontramos diferentes entornos donde tiene lugar la acción. La mayor parte se centra en Río de Janeiro, pero también visitamos el Paris bohemio, donde artistas, escritores y demás, pasean por sus calles y cafeterías.
Además de trasladarnos a una época donde la diferencia entre clases sociales es alta (no hay esclavos pero casi) y los nuevos ricos están mal vistos; la autora nos hace partícipe de la construcción del Cristo Redentor de Rio de Janeiro. Vamos acompañando al creador del Cristo, paso a paso, hasta llegar a colocar las primeras piedras en él. Ha sido una de las cosas que más me han sorprendido de la novela.

También me ha gustado la forma de describir los diferentes tipos de familia que podemos encontrarnos en la sociedad de aquel entonces; desde la adopción; malas madres; familia sin madres; familia cariñosa y adorables; familias impresentables y desagradables... una amalgama de historias que hacen de esta novela algo único.

Los personajes están muy conseguidos. Tanto Maia como Isabella evolucionan, están vivas. Las ves crecer a través de las hojas, ves cómo se van desarrollando como mujeres, como van aceptando sus problemas, como van venciendo esa culpa que las consume. Los personajes secundarios también están muy trabajados y eso hace las delicias del lector.

La novela atrapa desde las primeras páginas y no te suelta en ningún momento. No he sentido que se viniera abajo y se hiciera pesada, no decae salvo en París, que quizás yo hubiera resumido algo más esa parte. Aunque los capítulos son largos, es una novela de rápida lectura y de detalles cuidados. Es bonita, triste, pero a la vez esperanzadora. No sé cómo describir cómo me ha hecho sentir la autora mientras leía la novela, es una mezcla de sentimientos que me ha dejado un buen sabor de boca.
Pronto empezaré la segunda novela de la saga, pronto volveré a reencontrarme con Lucinda Riley.

viernes, 21 de abril de 2017

Boolino Book Box - Puedo rugir, Frank Asch

Hoy os traigo otra experiencia divertida, esta vez con mi niña pequeña.
Navegando por la página de Boolino, descubrí sus Boolino Book Box, una forma amena y única de fomentar la lectura. En esas cajas,  no solo nos trae un libro, sino también actividades relacionadas con el libro para poder jugar y divertirnos con nuestros hijos. Lo tienen por edades, y yo evidentemente, compré una para menores de tres años.


La caja, como ya he comentado, trae un libro, tres sobres y una guía de lectura muy apañada, que nos dan ideas a los padres, de cómo sacarle todo el partido posible tanto al libro como a las actividades.


Elegí la de Puedo Rugir, de Frank Asch, un libro-juego con ilustraciones simples y de suave colorido escogido expresamente para ayudar al niño pequeño a focalizar la atención. En este caso, en el animal. Este tipo de libro lo que busca es que el niño interactúe, representando a los distintos animales. 

Cuando son pequeños como mi niña, este libro nos ayuda a enseñarles los primeros conceptos: qué animales son, sus colores, qué sonido emiten… y todo eso de forma amena y divertida. Además ayuda a la motricidad, ya que lo manipula, abre, saca la cabecita por el agujero, le da la vuelta….
Una vez que van creciendo, podemos ir enseñándole las diferencias entre los distintos animales: quienes tienen patas, quienes reptan, vuelan,  cuales son más altos, cuales más chiquitos, donde viven cada uno… Vamos ampliando sus conocimientos conforme ellos lo van pidiendo.  



Y ya no solo eso. Este libro, al principio, necesita de un adulto, un padre, madre, hermana, o abuelo que juegue con el niño aumentando así el vínculo existente entre ellos. Eso sí, debe ser un adulto al que no le importe hacer el tonto. Tienes que emitir sonidos de animales, arrugar la cara, sacar la lengua, inflar los carrillos y todo eso acompañado de las carcajadas de tu pequeño que será un público totalmente entregado. Creedme se de lo que os hablo. 

A Nuria le ha encantado ver a mamá asomarse por el agujero e ir poniendo caras raras. Carcajadas al verme inflar los carrillos, riéndose al escuchar los sonidos… Ha sido muy divertido.
De las actividades hemos hecho los dos primeros sobres. Hemos creado los puzles jugando mucho con ellos y nos hemos divertido mucho con el dado. El tercer sobre lo dejamos para más adelante. Es para dibujar y Nuria aun no le llama mucho la atención. Pero todo se andará.













La verdad es que ha sido una experiencia  positiva y estamos deseando que nos llegue la siguiente caja. ¿Qué libro elegiremos esta vez? Ahhhhhh…. Ya veremos….

jueves, 20 de abril de 2017

Día Mundial del libro de Amazon en Sevilla

Sevilla ha sido elegida hoy, por Amazon, como embajadora de España en el día Mundial del libro. Se anunciaba como que habría un stand de 20 metros, 1000 libros, un photocall, cuentacuentos, y talleres.
Traías un libro de casa y lo intercambiabas por uno nuevo del stand. Una experiencia única que no estaba dispuesta a perderme. Así que allí me planté a las 11h en punto de la mañana que era cuando empezaba.


Leí la información en Internet y todos ponían la noticia a lo grande, y conste que no le quito yo la importancia, pero tu mente juega malas pasadas, te hace pensar una cosa, llegas allí y es otra distinta.

Ante todo dar las gracias por escoger a Sevilla como embajadora. Y no solo eso, sino que escogieron uno de los mejores entornos del Mundo para hacerlo: La plaza de España. Un lugar mágico donde los haya; ya lo pensó George Lucas cuando la eligió como el planeta Naboo en Star Wars y David Lean en Lawrence de Arabia.



Ha sido una experiencia bonita, pero rara a la vez. Como digo te imaginas una cosa y luego te encuentras otra. Los 20 metros que en tu mente parecían algo inmenso, llegas allí y es poquita cosa, o bueno, poquita cosa comparado con lo que imaginabas.
Además me gustaría recordarle al organizador del evento unas cuantas cosillas: Fundamentalmente que estamos en Sevilla...en Abril. Sí...que a las 11 de la mañana hace un calor de muerte, y que el viento suele estar casi siempre presente así que las sombrillas hacen poco o nada. Con los soportales tan preciosísimos que tiene La Plaza España. También que a los pobres que reparten la limonada o granizada, no se les puede vestir de negro si no quieren que mueran en el intento. Que los sofás o sillones no pueden ser de sky si no quieres pegarte cual lapa con el sudor. Y que las colas kilométricas de personas esperando al sol se hacen eternas... En fin... que en Sevilla hace calor para reventar ya en abril, y repito, los soportales monísimos y fresquitos, oigan. .
Ah, y la metedura de pata más garrafal desde mi punto de vista, es poner unas librerías llenas de libros al lado de una fuente cuando hay viento...  Muerte asegurada para los libros. Aunque a nosotros nos viniera de lujo esas minigotas como si estuviéramos junto a la Esfera Bioclimática de la Expo92.


Como ya he comentado ha sido una experiencia única, diferente y divertida. Me he traído un libro que anhelaba para casa (he ganado mucho con el cambio), he tomado granizada y me he hecho una foto en el photocall. Este es el libro que se ha venido conmigo:


miércoles, 19 de abril de 2017

A las ocho en el Thyssen - Nieves Hidalgo


Decir que Nieves Hidalgo es una de mis autoras románticas españolas favoritas no es ningún secreto. Quién me siga desde hace tiempo, sabe que libro que sale, libro que leo y reseño. No en vano tenéis una etiqueta expresamente para ella. Es verdad que me quedan libros por reseñar del tiempo que estuve apartada del blog, pero por leer, pocos. Sin embargo, me llevé una sorpresa cuando leí la sinopsis de esta novela. ¿Romántica contemporánea? Pero si su subgénero estrella es la histórica!! Empecé a leer con interés y muchas ganas. ¿Qué nos traería Nieves en esta novela?


Siempre he dicho que hay dos Nieves diferentes en cuanto a lo que escritura se refiere, y con esta novela lo ratifico. Tenemos a una Nieves histórica (siempre hablando dentro de la romántica) más seria, con maravillosas descripciones, nos hace viajar, nos deleita con los sentimientos…. Y una Nieves soñadora, dejándose llevar por la fantasía, sorprendiéndonos con lo paranormal como por ejemplo Noches de Karnak y Lo que dure la eternidad, con el humor como punto fuerte. 

Con A las ocho en el Tyssen  vuelve esa Nieves divertida, con ese humor irónico-sarcástico que nos saca más de una carcajada y hace que la leamos con una eterna sonrisa. Es una novela fresca, divertida, muy dinámica, chispeante y explosiva. Con personajes muy reales y tremendamente divertidos. Y una trama alocada, simpática y desternillante.
Como habréis podido dilucidar por el título, la trama tiene lugar, la mayoría del tiempo, en Madrid, y la autora nos pasea por sus calles, monumentos, jardines, restaurantes, hoteles y bares. También, como no, por las casas de ambos protagonistas, pero eso mejor que leáis la novela y conozcáis a ambos protagonistas que no os dejarán fríos. Porque fríos, fríos no son precisamente. Una de las características de los personajes de Nieves y volvemos a encontrarnos en este libro, es la personalidad que tienen. Suelen ser polos cercanos, es decir, ambos con personalidades explosivas, teniendo buenos enfrentamientos y deleitándonos con diálogos maravillosos donde puede que salten chispas y tengas que apagarlas para que no salga ardiendo el libro.

Nieves nos plantea de manera amena y llevada un poco al extremo, cómo está el mundo literario y editorial hoy en día: Los problemas de los autores para escribir y editar;  las exigencias de las editoriales; las influencias de los blogs literarios y los esfuerzos de estos por estar ahí y “ser alguien” en el mundillo…. Como he dicho, llevado al extremo, pero un extremo hilarante. Porque no he podido reirme más con las “pullas” que se dan unos a otros.

Es una novela lineal de capítulos muy cortos, narrado en tercera persona, pero eso sí, con muchos diálogos; eso junto a los capítulos cortos, hace que sea de rápida lectura. En cuanto te das cuenta, ya has acabado quedándote con ganas de más.
Los personajes secundarios también son de armas tomar. Digamos que ¿para qué quieren enemigos si tienen estos amigos? Antes de llegar al epílogo ya me imaginaba yo que estaban basados en personas reales, y me quedo con las ganas de saber quién es quién y conocerlos, porque son una pasada.  Quiero una Maribel en mi vida, y unos vecinos como esos!!


En fin, que a pesar de no estar en su zona de confort, Nieves ha conseguido, con creces, el hacernos reír y disfrutar. Y esto en mi caso es difícil, porque hacerme llorar con una novela es fácil, pero reír, eso me cuesta más. Y esta tiene un poco de todo. A pesar de haber reído a mandíbula batiente, también he soltado más de una lagrimita.
Muy recomendable para pasar un buen rato leyendo. 

lunes, 17 de abril de 2017

Rebeldes - Susan E. Hinton

Hoy os traigo un libro muy especial para hacerle un homenaje por sus 50 años entre nosotros. No recuerdo como llegó a mí, si fue unos deberes del colegio, si el boca a boca de aquel entonces, solo sé que me enamoré del libro a pesar de lo que me hizo sufrir. Lo he leído muchísimas veces, y esta Semana Santa ha caído de nuevo.


Rebeldes de Susan E Hinton se hizo un hueco privilegiado entres mis novelas favoritas con 12 años y se me quedó grabado a fuego. Ese primer párrafo; esa frase que nadie olvida una vez que la lee:

Cuando salí a la brillante luz del sol desde la oscuridad el cine tenía sólo dos cosas en la cabeza: Paul Newman y volver a casa.

Y pensar que la autora solo tenía 17 o 18 años cuando la escribió… Miles de millones de libros vendidos a lo largo de estos 50 años. Sí, como estáis leyendo,  se sigue vendiendo hoy en día y si no me equivoco sigue siendo incluso de obligada lectura en los institutos. Tuvo tanto éxito, que fue llevado  a la gran pantalla por Francis Ford Coppola con un elenco de actores que quitaban el hipo a cualquiera. Porque sí, cuando eres una adolescente hormonada, leer este libro hace que te enamores de los chicos malotes que te hacen suspirar con sus aventuras. Pero es que si encima te ponen a esos guaperas a pantalla gigante… ni os cuento. Claro que al estreno no llegué, era demasiado peque, pero me desquité años después.



Rebeldes es un libro juvenil de unas 192 páginas por aquel entonces, no sé en cuantas se habrá quedado con la reedición. Es dramón de muy señor mío, contado por uno de los principales protagonistas.
¿Cómo resumir de qué va la novela a aquellos que no lo hayáis leído? Pues… ¿Habéis visto West Side Story? Algo parecido sin problemas raciales de por medio pero sí diferencias de clases sociales.
Rebeldes es una historia de unos chavales que viven en una zona conflictiva con un poder adquisitivo bastante bajo, los Greasers. Luego tenemos los Socs (Socials) aquellos que tienen un poder adquisitivo de alto a muy alto. Y por último los Hoods, aquellos que pasan de Greasers a delincuentes. Nos cuentan los problemas para salir adelante, su día a día para sobrevivir en un mundo de luchas por un hueco en la sociedad, porque les dejen vivir un día sin pelear, sin temer por sus vidas.
Pero ante todo nos encontramos con un canto a la superación personal, a intentar cambiar las cosas, a ver el lado bueno de la vida, hacer el bien y sentirse a gusto con uno mismo.

La historia nos la cuenta Ponyboy de 14 años. Huérfano de padres vive con sus hermanos y su pandilla en la parte Este de la ciudad. Todos los personajes tienen entre 20 años el mayor, a Pony el más pequeño. Usando su dialecto, su forma de hablar, nos embauca en una aventura de peleas, huidas, problemas familiares y amistad. Nos sentimos parte de ellos, vibramos con su energía, lloramos con sus miedos y sus dolores. Un libro lleno de emoción y que duele porque a pesar de los cincuenta años pasados, no está del todo resuelto, siguen habiendo Ponyboys y Johnnys por el mundo.
Feliz cumpleaños, Rebeldes. A por otros 50 años más!!


Y vosotros, ¿La habéis leído? ¿Qué recuerdos os trae a la memoria el libro? 

miércoles, 12 de abril de 2017

Sentimiento de duelo.


Foto cogida de Internet


Dicen que el duelo es la adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida, ya sea la pérdida de un familiar o amigo, mascota, empleo, relación…. Pero también existe el duelo por la pérdida de “algo” querido, pudiendo ser extrapolado a nuestro mundillo literario.

No sé si os ha ocurrido alguna vez pero cuando una novela me atrapa, cuando realmente me hace vivir, me emociona… una vez la termino me siento vacía, triste, como si me faltara algo. Mientras voy leyendo siento la necesidad de acabarlo para saber el final, pero a la vez no quiero porque dejaré de compartir con ellos esas historias. Y sí, tengo mi fase de duelo. No puedo empezar ninguna otra novela porque no soy capaz de salir de la anterior. Es un sentimiento de tristeza: he perdido esos personajes que durante un tiempo me han acompañado; ese lugar donde la autora ha conseguido transportarme; esa trama con la que  he sido abducida…

En ocasiones, cuando la autora ha escrito una serie de libros usando un punto en común, como por ejemplo un pueblo, soy capaz de leerme la serie completa para no dejar esa unión, ese feeling con el lugar. Por ejemplo me pasó con Susan Wiggs  y su serie de ocho libros que tienen en común el lago Willow y el pueblo.
También pueden usar de punto en común un nuevo mundo, un universo donde estamos inmersos nosotros pero ajenos a su existencia. Por ejemplo Harry Potter o Sherrilyn Kenyon y sus cazadores oscuros. También me leí un montón de sus novelas seguidas para no abandonar ese mundillo….

Son sentimientos fuertes de pérdida que según lo que me haya calado el libro, puede durar de un día, una semana, a varias semanas.


¿Os ha pasado alguna vez a vosotros? ¿Qué libro recordáis que os haya costado dejar?¿ De no poder volver a la rutina, volver a coger otra novela?

martes, 11 de abril de 2017

El cerebro del niño explicado a los padres - Álvaro Bilbao


Como ya os comenté en otra entrada, iré trayendo bibliografía que me ha servido en el despertar de esta nueva etapa, en cómo convertirse en madre y no morir en el intento.  Algunos serán de esos que no viene mal echarle un ojo antes de ser padres, y otros que son imprescindibles de leer.
Hoy os traigo un IMPRESCINDIBLE. Aquel libro que todos los padres deberían leer para ayudarles a conocer a su hijo, y saber cómo va a desarrollarse y cómo ayudarle.

El cerebro del niño explicado a los padres, es un libro escrito por Álvaro Bilbao, doctor en Psicología, neuropsicólogo, colaborador de la Organización Mundial de la Salud y con múltiples investigaciones a sus espaldas. Trabaja aplicando sus conocimientos en la rehabilitación intelectual de personas con daño cerebral y como psicoterapeuta.  Además de lo anterior, Álvaro pone en práctica esos conocimientos para hacernos entender cómo es el cerebro del niño. Es padre de tres hijos así que sabe de lo que habla, y es una de las cosas que más me ha gustado: Ha ido poniendo ejemplos en el libro de su vida cotidiana.


Una de las cosas que aprendes cuando te quedas embarazada es a qué todo tiene sus etapas, sus fases… En el embarazo empiezas contando las semanas y puedes ir informándote de qué ocurre durante cada una de ellas con tu bebé. Es maravilloso saber qué es lo que va ocurriendo en tu cuerpo y en el de tu hijo. Es un milagro.
Una vez nace, aparece la lactancia. Es otra etapa preciosa, nada fácil pero que con ayuda y apoyo no vas a olvidar. Como no, la lactancia también está regida por etapas o crisis como se le llama. No todos los niños pasan por las mismas fases o crisis pero existir existen y es bueno saberlo.
Una vez que pasan esos meses de lactancia o años de lactancia, llegan los temidos dos años, llega la aDoslescencia, una pequeña adolescencia con 2 años, es decir la temida etapa de las rabietas, de los NO, de los YO SOLO… en fin…

Son hitos por los que pasas, etapas que dejas atrás pero que sobrellevas mejor si estás informada.
Como ya comenté hay miles de métodos educativos y disciplinas. Hoy en día está en boga (y son los que más cercano están a mí forma de pensar) el método Montessori y educar con Disciplina positiva. Este libro no es sobre eso, digamos que Álvaro no se mete en ningún método, el usa la Ciencia, pero da respuesta a todos estos métodos y explica el por qué fisiológicamente.

Está narrado de forma sencilla y directa, nada complicado de entender. Usa Símiles, metáforas y ejemplos prácticos para hacerlo más asequible. Es ameno.
Está dividida en cuatro partes:
  • -          La primera nos explica los fundamentos, es decir, nos describe cómo está formado el cerebro del niño, cómo evoluciona, relacionándolo con sus comportamientos.
  • -          La segunda parte son las herramientas para apoyar ese desarrollo normal del niño, para ayudarles, para educarles….
  • -          La tercera está centrada en la ya conocida por tanto como se habla de ella, inteligencia emocional. Cómo enseñárselo a los niños.
  • -          Y la cuarta y última parte, nos explica unos puntos para potenciar el cerebro intelectual.

Son 290 páginas que se me hicieron cortísimas, tanto que para profundizar más estoy apuntada a un curso con él a través de Udemy. Estoy contentísima. Son tutoriales en videos con ejercicios prácticos muy amenos. Además sigo su Facebook y nos va dejando pequeñas “Gominolas” que nos hace pensar.  


Un libro imprescindible, de verdad.